Sobre el galimatías de las resoluciones.

He escuchado varias veces en poco tiempo que hay que tener cuidado al aumentar los ppp de una imagen porque aumentará el peso. Eso no es cierto, ahora lo explico, y es que se lo he escuchado incluso a una persona que se dedica a dar clases de Photoshop.

Y es que existe un enredo chocante con los conceptos de resolución de imagen (Mp), resolución de impresión (ppp) y resolución de impresora (dpi). No está de más comentarlo.

La resolución de una imagen se corresponde únicamente al número de píxeles, alto x ancho, que la componen. Eso tan manido y tan recurrente en la publicidad que son los Megapíxeles (Mp). Una cámara cuya resolución sea por ejemplo de 4752 x 3168 píxeles tiene una resolución aproximada de 15,10 Mp. Esa es la resolución de la imagen, sin ningún otro dato añadido.

La resolución de impresión indica la cantidad de píxeles por pulgada (2,54 cm.) que se van a imprimir y no condiciona en absoluto la calidad original de la imagen puesto que no es más que un metadato. El eterno debate de si Nikon crea las imágenes a 300ppp y Canon a 72ppp es una bobada. Modificar la resolución de impresión no modifica en absoluto la resolución de la imagen, la única conclusión que se puede sacar en ese debate es que un fotógrafo con Nikon que envíe una foto a un periódico tendrá que bajar la resolución de impresión y uno con Canon que deba enviar las fotos a imprenta tendrá que subirla, pero la imagen va a quedar exactamente igual de no ser que remuestreemos la imagen para adaptarla a algún tamaño de impresión determinado.

La resolución de impresión condiciona el tamaño que va a tener la imagen una vez impresa, no antes. Si imprimimos una fotografía de 15Mp. con una resolución de 240 ppp obtendremos una impresión de 50,3 x 33,5 cm.

Si se imprimen 240 píxeles en una pulgada, en dos pulgadas tendremos 480 píxeles, en tres pulgadas 720 píxeles… y siguiendo esta progresión en 19,8 pulgadas tendremos 4752 píxeles lo que en centímetros son 50,3. Lo que es lo mismo que dividir el total de píxeles de cada uno de los lados de la imagen entre su resolución de impresión y convertir el resultado a centímetros (4754/240*2,54)

¿Qué ocurre si queremos aumentar la resolución de impresión? Imaginemos que, en lugar de imprimir a 240ppp con impresora de chorro de tinta, hemos de enviar la foto a imprenta y nos la piden a 300ppp. Se van a imprimir 60 píxeles más que antes en cada pulgada por lo tanto la imagen, una vez impresa, será más pequeña. 4754/300*2.54 = 40,25 cm. frente a los 50,3 de antes. La imagen se reducirá 10 cm. de largo, la calidad de la imagen original seguirá siendo exactamente la misma pero la impresión sí que habrá variado porque la resolución de impresión sólo afecta a la imagen impresa.

Esta imagen tanto a 240ppp como a 300ppp seguirá teniendo 4754 x 3168 píxeles por lo tanto el peso del archivo será exactamente el mismo a una resolución y a otra: 86,2 Mb a 16 bits y 43,1 a 8 bits sin compresión.

¿Pero qué ocurre si necesitamos imprimir a 300ppp y que el tamaño de la imagen impresa sea de 50,3 x 33,5 cm.? Ya hemos visto que la imagen impresa a 300ppp se nos queda en 40,25 cm. Necesitamos aumentar el tamaño de la imagen para poder alcanzar los 50,3 cm. a 300ppp. Esa imagen ha de tener una resolución de imagen de 5942 x 3960 píxeles, notablemente mayor que la original, por lo tanto nos vemos obligados a aumentarla remuestreándola.

Al remuestrearla obtenemos un peso de 134,7 Mb a 16 bits y de 67,3 a 8 bits. Ha aumentado el peso, sí, pero porque la hemos remuestreado, no porque hayamos aumentado la resolución de impresión.

Photoshop nos permite hacer las dos operaciones, variar la resolución de impresión y aumentar la resolución de la imagen, en la misma caja de diálogo pero eso no significa que una dependa de la otra, ni que haya que utilizarlas necesariamente las dos a la vez.

Podemos variar la resolución de impresión sin afectar a la resolución de la imagen manteniendo desactivada la casilla “Remuestrear la imagen”, podemos variar el tamaño de la imagen remuestreándola sin variar la resolución de impresión o podemos hacer ambos cambios a la vez.

Una vez tenemos preparada la foto con su resolución de imagen y su resolución de impresión la enviamos a la impresora. Pero las impresoras pueden imprimir con diferentes calidades, es decir, tienen sus propias resoluciones.

La resolución de la impresora se define normalmente en puntos por pulgada (dots per inch o dpi) aunque en función del fabricante puede variar la denominación. Epson, por ejemplo, en las impresoras de chorro de tinta lo define como calidad “Borrador, Texto, Texto e Imagen, Foto y Foto Superior” que corresponde con 360 x 360 dpi, 720 x 720dpi, 1440 x 720 dpi, 2880 x 1440 dpi y 5760 x 1440 dpi pero estos datos en puntos por pulgada no los indican en su software.

Cada uno de esos puntos de la impresora se forman a partir de una gota de tinta, tan diminuta que su medida se expresa en picolitros (Hay mil millardos de picolitros en un litro). Esas gotitas de tinta aumentan su diámetro al chocar con el papel, lo que se conoce como ganancia de punto, en función del tipo de papel la ganancia de punto variará entre un 20% y un 200% y eso hay que tenerlo en cuenta al elegir la resolución de la impresora.

Los puntos por pulgada no afectan al tamaño de la imagen a diferencia de los píxeles por pulgada. La cantidad de pulgadas (o centímetros) que ocupará la imagen lo define la resolución de impresión (ppp), la resolución de la impresora (dpi) determinará lo llena o menos llena de tinta que estará esa pulgada impresa pero el tamaño de la imagen será el mismo.

Por eso debemos tener en cuenta al elegir la resolución de la impresora (dpi) el gasto de tinta que eso significa. Si imprimimos a 2880 dpi vamos a gastar cuatro veces más tinta que si lo hacemos a 1440 dpi. Evidentemente si vamos a imprimir una copia Fine Art utilizaremos la máxima resolución de impresora pero si vamos a imprimir sobre un papel vulgar, en el que se va a producir una ganancia de punto máxima, no tiene sentido utilizar resoluciones altas porque no obtendremos más calidad.

Es muy común referirse a puntos por pulgada en lugar de píxeles por pulgada al hablar de resolución de impresión, es difícil que desaparezca esa costumbre pero sería de agradecer que contribuyamos a deshacer este galimatías y llamemos al pan «pan», al vino «vino», a la resolución que ponemos a nuestras imágenes para imprimir «píxeles por pulgada (ppp)» y «puntos por pulgada (dpi)» a la resolución que ponemos en nuestras impresoras.

Y todos tan felices y entendiéndonos.

———————————————————————–

Añado estas dos imágenes a raíz de los comentarios:

(ppp) Este es un ejemplo de una imagen digital a 4 píxeles/pulgada. Cada píxel es un color plano formado por la adición de los tres canales RGB y sus márgenes están claramente delimitados. Esta es la información que contiene una imagen y que le envía el ordenador a la impresora.

(dpi) Una vez la impresora recibe la información en píxeles/pulgada la transforma en gotas de tinta que lanzará sobre el papel a través de los distintos cartuchos. La tinta sobre el papel resultará más o menos tupida en función de los puntos/pulgada (dpi) que hayamos elegido para la impresión y los márgenes estarán más o menos delimitados también en función de la resolución que hayamos elegido. Si hemos elegido una resolución baja (en dpi) y el papel es de baja calidad los puntos quedarán difusos con una gran ganancia de punto, si por el contrario elegimos una resolución alta sobre un papel de alta calidad obtendremos un gran detalle en la impresión.

Pero la impresora no puede inventarse información, puede reproducir con gran calidad esos “cuadros de color” que le envía el ordenador pero no puede crear nuevo detalle en ninguna zona si el ordenador no le envía ese detalle. El único método de enviar mucho detalle a la impresora es enviando una cantidad alta de píxeles por pulgada para la impresión.

Este es un ejemplo de una imagen a 48ppp. El aliasing y la falta de detalle es evidente. Ninguna impresora podría mejorarla.

El tamaño de un píxel a 48ppp es de 0,53mm.

 

© Paco J. Muñoz. Todos los derechos reservados

Anuncios
Comments
27 Responses to “Sobre el galimatías de las resoluciones.”
  1. Carlos dice:

    ¡¡FA-BU-LO-SO!! ¡APLAUSOS! Me ha encantado leer esto, y al próximo que salga con el mismo tema lo remito de cabeza aquí. Es un tema que confieso que ha terminado crispándome, porque hay gente empeñada en perpetuar esta confusión – y aunque no sé si hablamos de la misma persona, yo también conozco a alguien que da clases de Photoshop y dices cosas como lo que comentas. Aunque oír, he oído de todo: que si a flickr hay que subir solo a 72 ppi porque si no, se va a ver igual pero estarás desperdiciando resolución del monitor (?), que si yo a las fotos les pongo 10 ppi para que no puedan imprimirlas con calidad ni aunque estén a 4000×4000 píxeles (??), que si las imágenes tienen 3 dimensiones: alto ancho y ppi (???)… Y por descontado, lo típico de “está cámara es mejor porque hace fotos a 300 ppi, y la canon solo a 240 ppi” (????). Lo que me choca no es el desconocimiento (que todos lo hemos sufrido) sino el incomprensible empeño en seguir defendiendo algo que es sobradamente evidente que no entienden.
    Para terminar y ser totalmente sincero, te confieso que cada dos por tres me equivoco y digo puntos por pulgada cuando debería decir píxeles por pulgada… pero siempre corrijo en cuanto me doy cuenta. En fin, felicidades por la entrada, un saludo.

    • pacojm dice:

      Muchas gracias, Carlos, por tu comentario y por tu entusiasmo. Le dan a uno ganas de seguir escribiendo y compartiendo lo que tiene.

      La persona a quien me refería con eso del Photoshop es una chica muy jovencilla, con los estudios recién acabados y que aún le falta el rodaje de enfrentarse con las contradicciones de los tópicos que se aprenden. ¿Si aún nos pillamos nosotros a veces con algunas tonterías no le va a pasar a los recién llegados con cosas más gordas? Es un escalón que hay que subir y por él pasamos todos.

      Simplemente he intentado poner mi granito de arena con el apoyo a que utilicemos una nomenclatura menos equívoca (no es cosa mía, hay mucha gente más que lo reclama) Yo lo he explicado del modo más claro que he podido.

      De todos modos seguro que hay quien entiende cosas diferentes.

      No te crispes, incluso Windows, para definir la resolución de pantalla, que evidentemente son píxeles, utiliza “dpi”. Tendremos que hacer una cruzada y una mesa redonda, Sir Carlos.

      Muchas gracias por tu comentario

      • Carlos dice:

        Sobre el entusiasmo, es que tras leer una y otra vez tantas cosas que no tienen pies ni cabeza, como si los ppi tuvieran una existencia propia e independiente en una especie de limbo de las imágenes (un mundo donde no rigen las leyes de la física, por lo visto), tras todo eso como digo, llega un momento que es un auténtico alivio que alguien hable claro sobre el tema. Yo a veces lo hago (hablar claro) pero tampoco me gusta hacerlo, dado que lo hago simplemente desde el sentido común, no respaldado por unos conocimientos técnicos en el tema, como sí es tu caso, y temo acabar metiéndome en camisa de once varas.

        Sí, lo de los dpi de Windows también tiene tela – iba a comentar algo sobre el asunto, en parte relacionado con lo que han dicho más abajo, pero mejor no alargarme más.

        Pero sí quería emplear este espacio, en cambio, para preguntar algo que ahora veo que justo has comentado tú: hasta qué punto es lo correcto (o no) equiparar ppi y dpi a la hora de imprimir. Supongo, por lo que dices, que antes o después saldrá el tema. Ahí ya no tengo criterio, aunque el hecho de poner un “igual” entre ambas cosas me genera desconfianza…

        ¡Estaremos atentos cuando toques el tema! Y por supuesto mandarte ánimos para que sigas con el blog y con la forma de explicar los temas. Yo, como digo, toco solo de refilón los aspectos más técnicos, ya que no me atrevo a profundizar, por lo que da seguridad contar con opiniones como la tuya en estos temas, dado que todo está argumentado y no hay dogmas ni cosas “porque sí”. ¡Saludos!

      • pacojm dice:

        Yo no veo correcto poner un “igual” entre dpi y ppi. Los píxeles por pulgada es la información que le envía el ordenador a la impresora y los puntos por pulgada es cómo imprime la impresora esa información que ha recibido con gotas de tinta. Se puede decir que los píxeles se pierden una vez en la impresora porque los transforma en gotas de tinta.

        Aquí no sé como poner una imagen. Añado unos ejemplos al final del artículo donde se puede ver una imagen a 4 píxeles/pulgada (que es la información que envía el ordenador a la impresora) y una simulación de lo que hace la impresora sobre el papel: toda una serie de gotitas dispersas de tinta que pueden ser más o menos en función de los dpi que elijamos en la impresora.

  2. Pere Soler dice:

    Creo que esta todo muy bien explicado, pero aun queda un tema por debatir/aclarar y que mucha gente continua liada, te explico, ayer mismo imprimimos en una imprenta profesional dos fotos mias de 21 Mp, tal cual, a 1,98×1,32 metros y a 72 ppp sin NINGUNA perdida de calidad, no hay impresoras ni hasta hace poco monitores que den mas de 72 ppp, ahora han salido unos que pasan de 90.. pero eso es para otro post :))

    Cuando te piden 240ppp o 300ppp para imprimir a A4 es porque quieren tener la imagen a la mas alta resolucion para hacer vete tu a saber que, ya que pude constatar que a 72 ppp sale igual que se ve en cualquier pantalla , ademas nadie podria decir que estaban a 72 jejeje…esta prueba la puedes hacer en Potoxof con pixeles reales y tamaño de impresion, veras que no te cambia.

    Ahi lo dejo! 😉

    • pacojm dice:

      Hola Pere, gracias por pasar por aquí. Celebro que estés tan contento con la impresión que te han hecho.

      Yo no he conocido nunca una imprenta aficionada. Con el inmenso pastón que cuesta montar una imprenta todas las he conocido profesionales. Las hay que siguen trabajando con el método clásico aquel de ir tirando pruebas y modificando tintas, las hay que se han adaptado totalmente a la ISO 12647, pero todas profesionales.

      Te sugiero que releas el artículo. Este artículo no tiene nada que ver con la resolución de impresión que debemos elegir para nuestras fotos. El tema es otro muy diferente.

      Por la tendencia natural del blog llegará en su momento la entrada en la que habrá que tratar ese tema, que además es variable según el tipo de impresión que vayamos a utilizar.

      Las pantallas de 72 ppp son las SVGA, aquellas pantallas que utilizábamos antaño de 800 x 600, ha llovido mucho desde entonces. Las pantallas actuales tienen normalmente (aunque hay variaciones) una resolución de 96 ppp. Tienes razón que no hay impresoras que den más de 72 ppp, tampoco que den menos, ni siquiera que den igual. Como reza en el artículo, las impresoras imprimen gotitas de tinta y se miden en puntos por pulgada, lo de los píxeles por pulgada no va con ellas.

      Imagino que te han imprimido con impresora de chorro de tinta, es totalmente correcto el planteamiento que has hecho. Tienes una imagen cuya resolución es de 21 Mp. (20,052) que es el resultado de 5616 x 3744 píxeles. Si imprimes a 72 ppp vas a obtener una imagen de 1,98 x 1,32 metros en la que cada píxel va a medir 0,352 milímetros (Pura matemática, imagino que sabes que un píxel es un cuadrado plano de color con un valor de rojo, otro de verde y otro de azul, no pueden haber más tonos de color en un mismo píxel) Para hacer una impresión a ese tamaño sin realizar interpolaciones y para disimular el píxel podemos utilizar técnicas, pero te aseguro que nunca van a ir a favor de la calidad sino a favor de disimular la imperfección. También hay que tener en cuenta la distancia de observación que se considera 1,5 veces la diagonal de la imagen. Pero si tu consideras que tener una impresión cuya mínima resolución de impresión tiene ese tamaño tan enorme yo no me voy a impresionar, he visto cosas más sorprendentes. Pero ya digo que esto es tema para otra entrada.

      Por cierto, utilizo el participio “imprimido” (que también es correcto) para diferenciarlo del sustantivo “impreso”, me resulta más claro, no es un error.

      Un saludo, muchas gracias por pasar.

  3. Carlos dice:

    Gracias por la respuesta y por la aportación de las imágenes. Si te veo en algún birring y te pillo cerca (lástima no haberme acordado cuando viniste hace poco) te acabaría de consultar algo al respecto, porque en la “famosa” sesión de introducción a Photoshop que hicimos en octubre, hubo un momento de bastante revuelo y agitación porque alguien preguntó “cómo archivar para imprimir”… y se lió la cosa. La pregunta (a mi juicio) es ambigua y no creo que pertenezca realmente al campo de Photoshop – aunque se pueda emplear como herramienta, creo que la cuestión debe dilucidarse en el ámbito de la impresión/reproducción. Pero, como decía, esta pregunta fue suficiente para que saltasen partidarios de diversas opciones, algunos dispuestos a defenderlas con auténtica pasión… digamos que las opciones eran “a falta de más datos, llévalas en tamaño grande”, “eso depende de los dpi con que se impriman” y “siempre en CMYK y a 300ppp”. Afortunadamente, estos momentos de polémica fueron breves y se saldaron sin víctimas que lamentar.
    ¡Un saludo y gracias de nuevo!

    • pacojm dice:

      El próximo día lo comentamos, Carlos. Es más sencillo de lo que parece, no hay que complicarse mucho la vida. De paso así cojo el hilo y escribo una entrada sobre el tema.

      Me alegra que no hubieran víctimas el otro día aunque temo posibles avalanchas cuando se plantee de nuevo 🙂

      Un saludo

  4. Aitor dice:

    Clara, conciso y con rigor….de las mejores explicaciones que he oido sobre el asunto de marras, y eso que llevo años trabajando en artes gráficas

  5. ignakismo dice:

    Hola Paco. Tu artículo es muy esclarecedor y no da lugar a confusiones. Pero el hecho es que a mi se me plantean aún varias dudas. Cuando he llevado algunas fotos a revelar a laboratorios no profesionales les he preguntado sobre la resolución a la que trabajan (que si 300 ppp, 254 ppp…) y la mayoría me han dicho que da igual, que con que tenga más de 200 ppp vale. Les he explicado que dependiendo de ello influirá en el tamaño final de la copia ya que si no, es posible que me remuestreen la imagen y, eso, prefiero hacerlo yo controladamente desde mi casa. También hice una prueba de llevar una foto a un tamaño de 13x18cm a 300 ppp y me sorprendí cuando en un laboratorio me dijeron que no tenía la calidad suficiente que al menos tenía que ser de 600 ppp según la máquina; yo les comenté que para ese tamaño era más que suficiente y que probablemente la máquina podía haber hecho algún tipo de interpolación.
    Ahora bien, mi duda es la siguiente: cuando quiero hacer copias, ¿es preciso que tengan una resolución de 300ppp o no pasa nada si es mayor a la hora de que lo acepte la máquina? En el caso que si sea preciso ponerlo a 300 ppp es necesario hacer una interpolación a la baja, perdiendo por tanto información. ¿no sería más conveniente dejarlo a sus píxeles originales y que el propio laboratorio hiciese la interpolación?
    Y si no es mucho abusar ya mi última pregunta ¿me podrías recomendar algún laboratorio online que trabaje bien y oferzca buena calidad/precio?

    • pacojm dice:

      Hola ignakismo, perdona por no responder antes, es lo que tienen las vacaciones, ahora acabo de leer tu mensaje.

      Lo primero que tenemos que tener en cuenta es cómo vamos a imprimir; te respondo en función de la impresión con chorro de tinta que es el sistema (de calidad) más normal.

      En ampliaciones relativamente grandes suele ser suficiente una impresión a 200 ppp, el motivo simplemente es que uno de los factores que influyen en la resolución es la distancia de observación. Si la foto es más grande, la miras de más lejos. Si la miras de más lejos, no ves tanto detalle. Si no ves tanto detalle, no te hace falta que lo tenga. Una foto a 13×18 la vamos a ver de bastante cerca, por convención se considera una distancia aproximada de 30 cm. (1,5 veces su diagonal) Eso es muy crítico y cualquier detalle lo vamos a ver muy claro por lo tanto necesitamos muy buena resolución; sin embargo, una foto de 130×180 la vamos a ver normalmente desde una distancia diez veces superior, es decir, desde 3 metros. A esa distancia es difícil ver una pestaña en un retrato a tamaño 1:1, por lo tanto necesitamos una resolución inferior.

      Si imprimimos a tamaños pequeños es conveniente que utilicemos resoluciones grandes para conseguir mucho detalle. Entre 360 y 600 ppp yo no dudo, imprimo a 360 ppp. No sé quien tiene semejante vista de halcón que te ha pedido tanta resolución, la inmensa mayoría de los mortales no distinguimos ninguna diferencia entre 360 ppp y 600 ppp.

      Esto se cumple normalmente pero también es posible que necesitemos llenar una superficie muy grande con una foto y que el público esté muy cerca (por ejemplo un pasillo en un museo) En estos casos no se cumple y es necesario recurrir a sumar fotos o simplemente a asumir la pérdida de detalle (que es lo más común).

      A ver si me animo y escribo un artículo nuevo sobre este tema. Se habla mucho de la resolución de impresión y muy poco de la resolución de la impresora.

      En cuanto a dejarlo en sus píxeles originales, siempre lo dejamos con sus píxeles originales: una imagen tiene los mismos píxeles a 72ppp que a 300ppp, es un metadato, lo que varía es el resultado en la impresión. En cualquier caso, yo pienso que siempre que envíes algo a imprimir mejor que ya esté optimizado para la impresión, tanto en cuanto a perfil de color como a resolución y tamaño.

      No soy el indicado para decirte donde imprimir, hay grandes laboratorios trabajando muy bien pero yo no tengo mucha experiencia con ellos porque siempre imprimo yo mi trabajo excepto en casos muy especiales.

      Un saludo

      • ignakismo dice:

        Muchas gracias por tu respuesta, la verdad es que ahora en vacaciones es algo complicado comunicarse. Sobre lo que me has respondido más o menos no tengo dudas. Quizás es que no me he explicado bien.
        Voy a poner un ejemplo: quiero hacer un album digital y me piden una resolución de 300 ppp. Si yo quiero hacer mis plantillas de cada página (pongamos que de 30×40) con las fotos ya insertadas en ella lo más lógico ¿qué sería? hacer una plantilla con las medidas exactas (30x40cm a 300 ppp) e interpolar las fotos a la baja a 300 ppp para que entren en esa plantilla o por el contrario hacer una plantilla de esas proporciones 3:4 (que no del mismo tamaño) y dejar las fotografías con toda su información sin remuestreos. El problema que veo es que si remuestreo las fotos pierdo información pero lo hago controladamente en vez de automáticamente como lo hace el laboratorio y además me aseguro de darles una nitidez de salida lista para imprimir que al no necesitar de esa modificación por parte del laboratorio no sufrirá de desagradables sorpresas en la copia final; por el contrario, en el segundo proceso trabajo con toda la información de las fotos (en teoría mejor calidad) pero me expongo a que el laboratorio al reducir su resolución a 300ppp haga interpolaciones que puedan mermar la nitidez conseguida. Ésta es la duda que quería plantearte y extrapolada no solo a los álbumes sino a las copias o ampliaciones en general.

        PD. La impresión de chorro a tinta que comentas, ¿es la aplicada por los laboratorios “normales”? Yo creía que se basaba en impresión fotoquímica.

        Muchas gracias

  6. strcutured dice:

    Thanks for ones marvelous posting! I truly enjoyed reading it, you may be a great author.
    I will make certain to bookmark your blog and will often come back someday.
    I want to encourage you to definitely continue your great writing, have a nice holiday weekend!

  7. Reblogged this on elena niño and commented:
    De mucha ayuda

  8. Good day! I simply would like to offer you a huge thumbs up for the excellent information you have got right here on this post.
    I will be coming back to your website for more soon.

  9. ALEJANDRO ALCÁZAR BAEZA dice:

    Me parece un artículo estupendo, bien documentado y muy bien explicado. Enhorabuena.

  10. jorge dice:

    FABULOSO. Claro, sintetico, didactico, sin dejar margen a la duda. Gracias, reconozco tu conocimiento y te felicito. Un abrazo. Jorge

  11. Josep Vivas dice:

    Muchas gracias por la explicación. Pero hay un tema que todavía se me escapa y es el siguiente:
    Entiendo perfectamente que la calidad de impresión, de una impresora de chorro de tinta, se mida en PPP o DPI, al final son el número de pixeles que tendremos por pulgada, lo que no entiendo es como Epson expresa su calidad de impresión en 360 x 360 dpi, 720 x 720dpi, 1440 x 720 dpi, 2880 x 1440 dpi y 5760 x 1440 dpi, que expresa cada número?
    Muchas gracias y recibe un cordial saludo.
    Josep

  12. Gracias gracias gracias!!! eres genial! me ha servido de mucha ayuda :*

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] La calidad de impresión, el cliente puede elegir entre dos calidades, 720 dpi o 1440 dpi. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: